Post Image

Como en cada partido en el que juega la bicolor, los hinchas y la selección tienen el corazón y mente conectados para dar lo mejor de sí.

La Copa América 2019 inició el Viernes 14 de Junio y la selección blanquirroja debutó en el segundo partido de la Copa frente a Venezuela. Creyeron que sería un partido no tan fácil; pero capaz de salir vencedores. Todos los peruanos tenían la certeza de asegurar los 3 puntos ante Venezuela; pues recordando la última Copa América, el luchado tercer puesto y que el equipo adverso no destacó mucho en la pasada Copa, dieron por hecho que sería una victoria.

Sin embargo, no fue así, Venezuela sorprendió dejando a los favoritos de la bicolor, sin correr ni un solo segundo. La tenían complicada; pero por fin se logró anotar el primer gol por Christofer Gonzales; que lastimosamente fue anulado por el VAR por posición adelantada. Seguía la desesperación por parte de la hinchada; pues Perú en el segundo tiempo, tenía más dominio del balón y atacaba de manera inmediata al arco venezolano. Así, en un abrir y cerrar de ojos Jefferson Farfán anotaría el que sería el gol que “los haría ganar” o “asegurar los 3 primeros puntos”; pero nuevamente fue cancelado por el bendito VAR. La selección le siguió dando juego a Venezuela, evitó goles y también se los perdió en más de una oportunidad. Finalmente, el partido cerró 0 a 0. No se esperaba perder; tampoco empatar.

Ahora, tenían que jugársela toda en el Perú-Bolivia. Se esperaba ganar SÍ o SÍ. Los chicos ya estaban power, no tan cohibidos como en el primer partido y empezaron mucho más decididos. A los 28 minutos de juego, con un penal a favor de los bolivianos tras la «mano de Zambrano», llegó la tensión a mil por hora y aún más porque en los 17 minutos restantes del primer tiempo Perú estaba atónito y no hacía ni deshacía hasta que en el min. 45, Guerrero anotó el gol que todos queríamos. Los posts en las redes estallaban y no querían un empate; pues eso no nos aseguraría la continuidad en el torneo a menos de ganar en el Perú-Brasil; pero nadie pensaba más que en ganar el partido contra Bolivia.

 Al segundo tiempo, Perú era otro. Gareca les había dado una dosis de ubicaína y salieron súper empoderados. Estaban más despiertos, más punche. El rival atacaba. A los 55 min, Farfán aseguró un 2 a 1 que les permitiría obtener los tres primeros puntos y así quedar segundo en la tabla de posiciones con 4 puntos en dos partidos. No era lo esperado; pero al menos se seguía en marcha. El equipo contrario no dejaba de atacar; pero ninguno de los de la Blanquirroja se dejaba amedrentar. Solo queríamos que se acabe el partido o anotar un gol más. Las redes seguían alentando a la selección tanto como la hinchada. Es ahí, donde Edinson Flores entró al campo en los últimos minutos e hizo lo impensado, a los 96 minutos de partido, enmarcó un gol nada esperado pero que hizo vibrar a todos.

Hasta el momento, Perú tiene 4 puntos al igual que Brasil, quién está furioso por el último resultado con Venezuela (empate 0 a 0 tras anulación de dos goles brasileños por el VAR).

¿Qué nos espera? Ganar o empatar frente a Brasil para asegurar definitivamente nuestra participación en cuartos de final. Venezuela ha impactado a todos hasta al mismo Brasil aunque algunos dicen que es solo buena racha; debido a la anulación de goles que obtuvieron Brasil y Perú durante los partidos. Solo esperemos que en este último partido nuestra selección demuestre toda su garra y el resultado sea positivo para nuestro país para seguir luchando y lograr un mejor resultado que la Copa América anterior.

¡VAMOS PERÚ CARAJO!